La Fábrica de Sueños

porSoberao
10 septiembre, 2015
Category:   Artículos, Noticias, Otros

Estamos tan acostumbrados a que grandes empresas extranjeras se asienten estos años en territorio español que, de entrada, nos resulta algo extraño que una empresa española se lance a la conquista de otros países de forma abierta y explícita, y más si lo hace en un lugar tan emblemático como lo es la “Gran Manzana”.

porcelanosa_05b

Hoy se inaugura en Nueva York la nueva tienda de PORCELANOSA, y es por ello que quizás me he animado a escribir sobre algo que tenía pendiente pero con lo que el trabajo no siempre es comprensivo (y a Dios gracias…).

Hace unas semanas asistimos por cortesía de PORCELANOSA Sevilla a una visita por las fábricas de la compañía en Castellón. Como todo arquitecto que se precie (o se quiera preciar), uno siente la “curiosidad” de descubrir los entresijos que se esconden tras las cosas, mirar entre bambalinas, vamos… aprender. Acostumbrados a hacer de puente entre diseño y economía, la función de un arquitecto es complicada no sólo en la concepción de la obra, sino en llevar a buen puerto la viabilidad de la misma, y es precisamente ahí donde el frágil equilibrio entre el producto y su precio juegan su partido.

En un mundo competitivo como el actual (aunque sinceramente, creo que siempre ha sido así), la diferencia entre el éxito y el fracaso se fundamente en dos pilares: TRABAJO y GESTIÓN. Como es lógico, cualquiera que haya comenzado a leer este blog pensará que “servidor no va a escribir sobre algo que no cumpla con estos dos conceptos”…. y acierta de pleno. Pero no hay que perder de vista que el usuario final del producto sólo está interesado por otros dos conceptos que no suelen ir normalmente de la mano… CALIDAD y PRECIO.

porcelanosa_11

Como es de esperar, cuando visitas las instalaciones de una empresa debes estar preparado para un “bombardeo” de publicidad sobre el producto, acompañado de algunas bebidas y hasta de alguna proyección multimedia… Nada de eso pasó en nuestro viaje (bueno… alguna que otra si,…pero no es el caso). Era tal la confianza que transmitía el personal de la empresa, convencida de su producto, que no hacía falta estrafalarios artificios para potenciar lo que veíamos. El producto se mostraba por sí mismo. Pasear por las fábricas era como hacerlo por un convento; todo era orden, tranquilidad, disciplina,… y limpieza (es tal el grado de automatización de las fábricas que una de las mayores partidas de personal es la destinada a la limpieza), mientras veías cómo los “dulces” salían del horno. Con cada explicación de nuestro anfitrión eras capaz de poner en valor cada una de las piezas de cerámica que pasaban por delante.

Desde la recepción y selección de la materia prima hasta las finales pruebas de calidad tenían una lógica aplastante para el más profano, y eran realizadas con una naturalidad y rigor que hacía parecer extraño que “eso existiese hoy en día en un fábrica actual”. Era como contar una historia local, una historia “de aquí”,… y llegué a sentirme (lo confieso) un poquito orgulloso de que unos paisanos hubiesen montado este imperio (y trataré de no volver a llamarlo así en todo el artículo) en mi país.

porcelanosa_19

Pero todas las historias deben de tener un fundamento. Nada de lo que se produce allí tendría sentido si no se vende…lo que nos lleva a la primera reflexión…. si se vende es porque lo que se produce allí tiene sentido.

PORCELANOSA debe  moverse en el mercado con infinidad de productos de otros fabricantes, con características variables, con precios variables. Y es que lo que hace “especial” a esta marca desde mi humilde punto de vista, es que proporciona soluciones a todo tipo de problemas de acabados que se dan en la construcción.  Así de sencillo.

porcelanosa_31

Durante las sucesivas visitas a las fábricas y exposiciones, siempre tienes la tentación de preguntar cosas que ya sabes (o crees que sabes) para ver las respuestas de quien expone. No se trata de un malvado juego para poner a prueba al personal, sino la constatación más clara de una frase “maternal” que cierta señora británica me dijo una vez ante mi sonrojo por no haber reconocido la nacionalidad de cierta bandera: “…Siempre es mejor preguntar.” me dijo (hace ya bastantes años)… y no le faltaba razón, tanto que aún lo recuerdo bien. Preguntar te da la opción de aprender algo nuevo. Algo que, por mucho que estés acostumbrado a hacerlo y sepas que funciona, siempre puede funcionar mejor y más barato. Hay que darse oportunidades continuamente a aprender, y yo no desperdicié ninguna ocasión que se me presentó. En el transcurso de la visita descubrí nuevos materiales, nuevos sistemas constructivos, y lo que considero más importante…. nuevas ideas.

Pasar por  las distintas exposiciones era como visitar un museo. La recreación de ambientes era expuesta con tal “mimo” que te entraban ganas de llevarte el stand a tu casa y encajarlo “como sea” en cualquier dependencia por muy alocada que fuese la idea. Inmediatamente, el impulso era aplicar mentalmente algunas de las soluciones que se mostraban allí en los proyectos que se desarrollan en el despacho…. no pude contener mi entusiasmo cuando me enseñaron un paramento de  pizarra de tan solo 2mm de espesor en gran formato, tan liviano y tan real….me parecía sencillamente imposible que existiera algo así (en justicia, decir que aún no existía algo así, ya que su salida al mercado fue posterior a nuestra visita).

porcelanosa_22

Realmente sentía curiosidad por tener “números gordos” de todas y cada una de las piezas que veía colocadas en los ambientes recreados. Eso te da la agilidad necesaria para poder transmitir al cliente una idea aproximada de lo que cuesta lo que quiere. Las ocasiones en las que se habló de dinero fueron para transmitir tranquilidad. Como hemos dicho antes, una empresa sólo funciona si el producto se vende,… y un producto sólo se vende si la relación entre su calidad y su precio es óptima, y es palpable que el producto se vende. Estamos hablando de un producto de una calidad y diseño (desde mi punto de vista) insuperable sin ninguna duda. Lo que hablo desde mi punto de vista personal es perfectamente palpable para cualquier persona ajena al mundo de la construcción que se pase por una exposición.

porcelanosa_36b

Seamos realistas; hay gente que aún se asusta al entrar en una tienda de PORCELANOSA. Durante años se ha asociado la marca a una “clase alta inalcanzable” más propio de revistas del corazón que de una familia que quiere construir o reformar su casa… y eso es algo que quizás ha jugado en cierta medida en contra de la empresa, si bien ha ayudado a mejorar su proyección internacional de la mano de figuras bien por todos conocidas. Como toda empresa que se precie, en estos años de crisis se ha producido una “diversificación” de la producción en la que, manteniendo la calidad, se ha tratado de acercar la marca a un abanico lo más amplio posible de consumidor final, lo cual hace viable la inclusión de estos productos en la gran mayoría de los promotores particulares. Durante la visita vimos ejemplos de clientes extranjeros, acompañados de su arquitecto para asesorarles en la elección de materiales; una imagen poco usual entre los compañeros de profesión, dado que la figura de arquitecto en España tiene grandes diferencias con la de los compañeros del resto de Europa y del mundo. Ello te hace meditar sobre la importancia y proyección que la marca tiene a nivel internacional. No es casual que clientes finales recorran miles de kilómetros para elegir una pieza de porcelana, un grifo o un sanitario para su hogar. No existe “low cost” en la marca. Todas las piezas se tratan con la misma calidad de principio a fin, sea cual sea su gama y sector….y se vende…y es por algo…. y es precisamente por ese “algo” por lo que técnicos como el que les escribe elige dedicar parte de su tiempo a hablar sobre piezas cerámicas, grifos y sanitarios,… es por ese “algo” que se rompe la monotonía de contemplar los acabados de una vivienda como una yuxtaposición de materiales que hacen juego con el entorno y las necesidades familiares y tratarlo como un viaje de sensaciones de la que resulta la materialización de los sueños en los que vemos nuestra vivienda como nuestro refugio, nuestra fortaleza, nuestro hogar.

Bienvenidos a PORCELANOSA,…la Fábrica de Sueños.

porcelanosa_39


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: