clic para activar el zoom
Cargando Mapas logo
Filters

Papelería Ferrer

porSoberao
4 marzo, 2014
Category:   Artículos

Estamos ante uno de “esos negocios” en los que sabes que, cuando terminas los estudios de arquitectura, visitarás en busca de “tu lápiz” para proyectar edificios o “tu bolígrafo” con el que firmar los planos. Así conocí este establecimiento, mientras cursaba mis estudios en Reina Mercedes. Sabía que en el momento de acabar la carrera me pasaría por allí en busca de algún fetiche, pese a la ingente oferta que internet con su catálogo infinito de productos puede proporcionar, sabía que tarde o temprano pisaría este local para llevarme algo de su “espíritu” en mi bolsillo.
Así es como conseguí mi portaminas Faber-Castell de madera, fiel compañero que lleva conmigo ya 17 años, como el primer día. Posiblemente lo hubiese conseguido un par de euros más barato por internet (aunque lo dudo mucho) pero sabes que sales del establecimiento con un poco de la Historia de Sevilla en tus bolsillos.
Y vamos con la historia:
La papelería fue fundada en 1.856 por un matrimonio catalán que llegó a Sevilla para poner rumbo a Argentina vía Cádiz y que perdió el barco, por lo que decidió montar un pequeño negocio de venta de “material de oficina” de aquel entonces alquilando un local en la Sierpes de aquella época, a la espera del siguiente transporte a las Américas.
Pero el negocio prosperó, lo que hizo que hoy en día podamos disfrutar de este establecimiento, impasible a través del tiempo, pero renovado en lo esencial por los descendientes de aquella familia para adaptarse a los tiempos que corren.
La fachada es el fiel reflejo de lo que nos encontramos en su interior. Material de oficina de muy diversa procedencia, estuchería y materiales difíciles de encontrar por vía ordinaria que puedes disfrutar en tus manos y adquirirlos junto a los consejos de una familia dedicada, generación tras generación, en mimar lo que tiene tras estas puertas.


Translate »
A %d blogueros les gusta esto: