header_image

Puente del Carrusel

porSoberao
4 noviembre, 2014
Category:   Artículos

carrusel2

Algunos sevillanos, no tan pocos pero sí menos de los que deberían, conocen que el “tan trianero y sevillano Puente de Isabel II ó de Triana” no es obra original en sí, sino copia de otro que en la primera mitad del siglo XIX sirvió para unir dos orillas del Sena a su paso por París, en concreto los distritos I y VII de la ciudad, muy cerca del Museo del Louvre. El Puente del Carrousel, que toma su nombre de la cercana plaza del mismo nombre, fue obra del ingeniero francés Antoine-Rémy Polonceau, inaugurado un 30 de Octubre de 1834 tras tres años de obra, y supone uno de los primeros exponentes de puente de arco.

Polémico en sus inicios por sus innovadoras líneas, el puente requería en un primer momento un peaje para su tránsito, si bien a partir de 1849 quedó liberado tras un acuerdo con el concesionario. El creciente tráfico de los años siguientes hacen necesaria la remodelación de éste, dificultada por la estructura inicial. Este hecho, junto a las guerras de la segunda mitad del siglo, provoca el retraso de la remodelación del puente que, pese a diversas actuaciones entra en el siglo acusando una patente inestabilidad ante un cada vez mayor y más pesado tráfico.

En 1930 se decide finalmente abandonar la remodelación profunda que requería el puente, con lo que se procede a su demolición. En lugar se construye un nuevo puente, más funcional pero decididamente menos singular que el anterior, pese a la ingeniosa iluminación ideada para realzar su estructura.

carrusel3


Translate »
A %d blogueros les gusta esto: